jueves, 8 de septiembre de 2016

Venezuela exige el revocatorio contra Maduro/editorial El Nuevo Herald jueves 08sep16

JUNTA EDITORIAL

La protesta popular volvió a resonar en Venezuela este miércoles, cuando miles de opositores al gobierno de Nicolás Maduro salieron a la calle en Caracas y otras ciudades para pedir que se realice el referendo revocatorio contra el mandatario.


Los partidarios del chavismo también realizaron manifestaciones de apoyo a Maduro en Caracas y en varios estados: Anzoátegui, Sucre, Miranda, Carabobo, Lara, Mérida y Zulia. Estas concentraciones fueron convocadas por el régimen el lunes pasado. El asediado mandatario venezolano necesita mostrar que le quedan seguidores, aunque cada vez sean menos.

El viernes pasado, en un evidente error de cálculo, Maduro visitó la isla Margarita y tuvo que salir corriendo en la localidad de Villa Rosa cuando la gente se lanzó a la calle en un toque de cacerolas, protestando contra la escasez y el hambre.

La jornada de protestas de este miércoles en Caracas también ha estado marcada por los toques de cacerolas en el interior y el exterior de viviendas.

Una enfermera dijo que se unían a la protesta porque “ya no aguantamos más esto… las colas para comprar comida, y no se encuentra nada”.

El chavismo triunfó hace casi dos décadas en Venezuela prometiendo un futuro mejor en un país lacerado por la desigualdad social. Hoy la desigualdad es peor, la corrupción se ha instalado en la esfera del poder, y la falta de alimentos y de otros artículos de consumo básicos ha convertido la vida de la gente común en una pesadilla cotidiana.

Por eso los venezolanos salieron a protestar este miércoles, dirigiéndose a distintas sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE) para exigir el revocatorio.

La oposición denunció que dispositivos policiales y grupos paramilitares maduristas rodearon las sedes para que los manifestantes no pudieran llegar. En diversas partes del país, grupos prochavistas trataron de impedir el paso de los que protestaban.

A Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor encarcelado Leopoldo López, las autoridades la desalojaron, junto a otras mujeres, cuando intentaban protestar en la sede del CNE en Caracas y pedir el cronograma del referendo revocatorio. Según relató Tintori, los militares las sacaron “a la fuerza, de forma agresiva, a empujones y manotazos”.

El gobierno, sitiado por el rechazo popular ante su fracaso, recurre a la represión en una maniobra típica de los regímenes autoritarios para amordazar a la gente. Desde la semana pasada ha habido decenas de arrestos e intentos de evitar las protestas. Pero la movilización popular en todo el país –como la marcha opositora en Caracas el jueves pasado– demuestra que la impopularidad del chavismo ha alcanzado tal magnitud, que la realización del referendo es la única salida pacífica posible.

Maduro debe entrar en razones y dar su brazo a torcer permitiendo la celebración del revocatorio antes de que termine el año. Venezuela se lo exige.

Fuente: El Nuevo Herald