domingo, 23 de octubre de 2016

Jamás serán vencidas/editorial El Nacional domingo 23Oct2016


El cable de la agencia española Efe, enviado ayer desde Caracas a sus suscriptores de todo el mundo, pone en evidencia las consecuencias derivadas de los últimos actos cometidos por el inepto régimen de Nicolás Maduro y de su camarilla de civiles y militares contra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, casualmente uno de los pocos legados que puede ser rescatados del largo periodo en que el finado Hugo Chávez estuvo al mando del país y cuando, es válido reconocerlo, la revolución contaba con un gran apoyo popular y ganaba elecciones a montón. Hoy Maduro lo ha destruido todo, hasta la capacidad de cosechar votos.


Es por ello que nos hemos referido al texto de la agencia Efe, y también de otras que operan desde la capital, que recoge el entusiasmo de las “cientos de mujeres que marcharon en Caracas para exigir que se realice este año un referendo revocatorio al presidente Nicolás Maduro, un mecanismo que venía impulsando la oposición venezolana desde hace meses y que fue pospuesto esta semana por el Poder Electoral”.

Vale la pena puntualizar que esta marcha de las mujeres, como se le ha llamado, fue organizada en tiempo récord y sin mayores apoyos que los ya disminuidos espacios brindados por los restringidos medios de comunicación que todavía sobreviven en esta etapa dictatorial en la que estamos sumidos, así como también las redes sociales que hoy juegan un papel importantísimo en esta larga marcha de regreso a la democracia.

No quedan nada bien ante el mundo los uniformados que defienden a capa y espada a un gobernante que es incapaz no solo de hacer resucitar la república luego de conducirlo hacia una crisis sin precedentes, sino que, por si fuera poco, pretende patear la Constitución Nacional al confundirla con un balón de fútbol, como si él fuera una versión del ya impresentable Maradona.

Pues, en verdad contra las mujeres ha chocado, señor Maduro, usted que se dice chofer experto y con muchos kilómetros recorridos; pero su ceguera y su ineptitud como gobernante lo han llevado directo a un inmenso y oscuro agujero de la historia. Ayer el mundo se ha enterado con pelos y señales de que su red de artimañas contra el referéndum revocatorio no ha logrado otro objetivo que convertirlo en fácil blanco de las organizaciones y países que apuestan seriamente por la democracia y los derechos.

Usted, señor Maduro, se ha montado a hurtadillas en un avión con rumbo improvisado, quizás para salvarse de la vergonzosa humillación que iba a provocarle la masiva manifestación de mujeres que solo exigen un cambio en la arruinada vida de esta nación y piden desesperadamente un futuro para sus hijos, algo que usted es incapaz de garantizar.

Usted no ha tenido la gallardía de quedarse al frente de su puesto y enfrentar, como bien lo dicen las agencias de noticias, una manifestación pacífica “encabezada por Lilian Tintori, esposa del opositor encarcelado Leopoldo López, la exdiputada María Corina Machado y la alcaldesa de San Cristóbal, Patricia de Ceballos”, y tantas otras combativas mujeres que coreaban la consigna: “No nos quitarán el derecho a revocar”.
Fuente: El Nacional