miércoles, 22 de febrero de 2017

Detienen al supuesto vendedor de armas de los sobrinos Flores

El personaje surgió en noviembre del 2016 y ahora, con la petición de volver a efectuar el juicio a los narcosobrinos, es el as bajo la manga de la inteligencia norteamericana

El 14 de noviembre de 2016, fue la primera vez en la que “Gilson” fue identificado, durante el curso del juicio en la Corte del Distrito Este de Nueva York, como presunto proveedor de armar de Efraín Campo Flores y Franqui Flores de Freitas, sobrinos de la pareja presidencial venezolana.

La evidencia, asignada bajo el código GX 407-T, recopilaba una serie de mensajes entre Campo y Gilson en la que pedía una mini-uzi, un rifle con silenciador y expresando su preocupación por cuidarse de dejar huellas dactilares.

La defensa de los acusados trató de convencer al juez que dicho contacto era un destacado miembro de la Selección Nacional de Airsoft y que las fotos correspondían a réplicas hiperrealistas de armas, utilizadas en este deporte. La Fiscalía estadounidense contó con el testimonio del marine retirado y experto en armamento Daniel Ogden quien evaluó las armas mostradas en las fotos como verdaderas.

Su nombre, gilson Mauricio Barroera Florez, permaneció en la incertidumbre hasta que el equipo defensor de los primos Flores hizo una solicitud para llevar a cabo un nuevo juicio; la Fiscalía respondió con un documento de oposición en el que detallan los presuntos negocios de narcotráfico hechos previamente por Campo y Flores.

Tiene 36 años y es el único Gilson Mauricio Barroeta que aparece registrado ante el Consejo Nacional Electoral (CNE). Ante las autoridades venezolanas, la justicia estadounidense y en las páginas de sociedad de las revistas de moda de su ciudad, Barquisimeto, es Barroeta Flores; ante el CNE y el Registro Nacional de Contratistas es Barroeta Florez.

En una nota previamente publicada por Runrunes se detalla una presunta conexión entre Barroeta Florez y Jorge Luís Montenegro Carrillo, presidente del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil Venezolano (INAC). De acuerdo con la prueba etiquetada con el código GX 407-T, presentada por la Fiscalía estadounidense, Barroeta Florez informó a Campo Flores sobre su intención de hacer una llamada telefónica al director del INAC con el fin de que este aprobara el vuelo de un jet Dassault Falcon desde su ciudad, Barquisimeto, hasta el aeropuerto de Maiquetía, en Caracas.

En la página 20 del documento de oposición se asegura que supuestamente Barroeta ayudó a los primos Flores a obtener armas en el verano de 2015; además, los habría asistido a conseguir la aeronave privada en la que luego viajarían a San Pedro Sula, Honduras, a reunirse con “El Sentado”.

La detención en Barquisimeto

Un ciudadano de nombre Henry González Vegas, de 54 años de edad, denunció ante las autoridades policiales del estado Lara que estaba siendo extorsionado. González indicó que los antisociales le exigían entregar 800 mil bolívares para regresarle su carro Mazda, color verde de placas YBS668, el cual le había sido robado. El sábado 18 de febrero de 2017 tres sujetos fueron puestos a la orden de la Fiscalía Cuarta del estado Lara por este caso: Robert David Zapata Aldana, Eliomar Jesús Aponte Mendoza y Gilson Mauricio Barroeta Florez, el mismo hombre que aparece en el expediente de los sobrinos Flores como presunto proveedor de armas.

Según reseñó la periodista Karina Peraza Rodríguez en el periódico regional El Impulso, Zapata Aldana es un sargento de primera de la Guardia Nacional Bolivariana, adscrito a la Guardia de Honor Presidencial (GHP), organismo militar encargado de la seguridad inmediata del Presidente Nicolás Maduro.

A Berroeta le fueron incautados una camioneta Toyota Land Cruiser y un iPhone desde donde el cual se efectuaban las llamadas a la víctima de la extorsión. A Zapata Aldana se le incautó una moto KLR, un teléfono Samsung y una pistola Glock. La periodista Peraza indicó que la Juez de Control del estado Lara emitió una orden de allanamiento a la residencia de Berroeta; allí incautaron una pistola HK P30 con dos cargadores y una pistola FNP-45 tactical. El tercer implicado, Aponte Mendoza, fue detenido en esta residencia y le fue incautada una pistola Beretta y un teléfono celular.

Una fuente policial citada por Peraza en El Impulso indicó que estas personas “ofrecían una alta suma de dinero a cambio de su libertad, pero los funcionarios no aceptaron el soborno”. La fuente aseguró al medio que en la mañana de este 20 de febrero un efectivo del Alto Mando Militar giró instrucciones para que este procedimiento no saliera a la luz pública.

No hay información en el portal web del Ministerio Público, a pesar de que ya pasaron tres días desde la aprehensión. Sin embargo, el vehículo de González Vega sí aparece en la sección de solicitados por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Con información de Runrun.es.
Fuente: TalCualDigital